El Buen Empresario debe ser una persona capaz de administrar EL CAMBIO para su Beneficio y NO VERLO como una AMENAZA.

Vivimos en un mundo de negocios donde los consumidores diariamente cambian, son más sofisticados, individualizados y diversos lo cual los hace más difícil de complacer con los bienes y servicios actuales. Todo ello debido al cambio constante y acelerado, a diferencia a las épocas de principio de siglo donde el cambio era seguro, evolutivo, episódico y programable hoy día es acelerado, incierto, continuo e impredecible hagamos un recorrido al pasado y luego volvamos al presente, . En las últimas dos décadas ha aparecido la gran mayoría de tecnología que conocemos alguna vez se ha preguntado ¿Qué cosas hay ahora que no había hace 20 años y que han impactado nuestra vida, nuestro trabajo y nuestra profesión?.

El cambio se convierte en un reto para quienes dirigen las empresas o las crean, ya que inquieta, molesta y preocupa, pero es claro que así como representa una amenaza para una organización también es una oportunidad para desarrollar nuevos productos o servicios, el gran desafío de las organizaciones esta en hacer que una empresa opere con éxito cuando cambian los sistemas, tecnologías, estructuras y procedimientos.

Es claro que hoy estamos pasando de un mercado de demanda en el que simplemente nos compraban, sin quejarse por el precio, o variedad que la organización colocará, a un mercado de oferta en el que debemos esforzarnos por sobrevivir y crecer donde la variedad de productos y precios es amplia.

Las situaciones han cambiado las empresas y productos de antes tenían todo asegurado, generalmente eran monopolios, la competencia era mínima se hablaba de hechos o datos generalmente contables o estadísticos, sólo creían tener compradores, empleadores y jefes, en esta época el cambio era programable entonces las soluciones de problemas eran fundamentalmente reactivas hoy deben ser proactivas.


Actualmente estar en un negocio o empresa con este pensamiento lo llevará al fracaso o rápidamente será superado por la competencia, hoy todo es más complejo debido a:
  • La globalización al desarrollo de tratados de libre comercio lo cual plantean nuevas amenazas y oportunidades.
  • Ya no se habla de competencia sino de competitividad que es hacer los mismo pero mejor con más productividad y valores agregados.
  • La información juega un papel importante en los actuales negocios especialmente para la tomas decisiones y el desarrollo de planes.
  • El concepto de cliente a cambiado las empresas entienden que tienen clientes y que su objetivo no es solo vender, sino ganar y mantener clientes satisfechos. 
  • Hoy las empresas deben comprender que no tienen solo recursos humanos sino humanos con recursos es decir talento humano al cual se le puede sacar mucho provecho. 
  • Debemos ser anticipativos no solo aprovechando oportunidades si no construyéndose, y al mismo tiempo no solo solucionando problemas, sino previniéndolos, por lo tanto los nuevos empresarios o líderes empresariales que sepan motivar, trabajar en equipo y asumir en esta nueva situación podrán dar nuevas visiones a las organizaciones.
Hoy se requiere nuevos líderes que vayan mas allá de la visión de un ejecutivo supervisor deben de ser personas creativas e innovadoras, capaz de coordinar el trabajo en equipo, potencializando las organización para sacar provecho a las oportunidades y enfrentar los problemas que trae una época como la actual. El presente artículo solo busca que comprenda y adapte su comportamiento como emprendedor, empresario, o ejecutivo al nuevo escenarios en el cual la innovación y la creatividad son fundamentales para hacer que las organizaciones sobrevivan en un ambiente de incertidumbre y de cambio constante y de grandes oportunidades ya no sólo locales sino globales.

HUMBERTO DURAN VERA

Entradas populares de este blog

ENTORNO ECONÓMICO IMPORTANCIA DE CONOCERLO PARA CUALQUIER EMPRESARIO

MAPA DE EMPATIA COMO HACERLO PASO A PASO Y ANALIZAR SU CLIENTE O MERCADO OBJETIVO

ESTOY CANSADO DE TRABAJAR PARA OTRO, COMO PUEDO EMPEZAR MI EMPRESA?