Israel  es un país   con 7.000.000  personas, conocido por su gran capacidad para desarrollar  todo tipo de innovaciones   que a pesar  de tener una población  pequeña  logra  colocar  mas de 63 empresas  en la bolsa tecnología de Nasqad por encima de paises con  mayor población que Israel como China que con 1.300 millones de personas  solo tiene una empresa en esta  bolsa.
Pero como hace  para tener uno de los  ecosistemas  de emprendimiento  mas exitosos en el mundo?


según el Startup Ecosystem Report y el primero del mundo en inversión per capita, hace 30 años la realidad era muy diferente: se trataba de un país con una economía eminentemente agrícola, mucho menos rico de lo que es ahora, y que se enorgullecía en exportar naranjas a todo el mundo.






Hoy sin embargo se le conoce como la Startup Nation, un país donde con algo menos de 8 millones de habitantes y escasísimos recursos naturales florecen más de 4.000 startups de alta tecnología. Con éste panorama, y aunque creo que no valen las recetas enlatadas y que cada país debe encontrar su propio camino, no cabe más que preguntarse: ¿Qué ha pasado en los últimos 30 años en Israel y cómo lo podemos aplicar ?. Toda esta historia la podemos conocer en detalle de la mano del imprescindible libro “Startup Nation”, un libro que sin duda recomiendo.






Es  un pais  con una  población total: 7,7 millones de habitantes 
Superficie: 20.770 km² 
Desempleo: 5,5%  
Deuda pública sobre PIB: 74%
PIB per cápita: 29.500$ 
Patentes per cápita (según el WEF global competitiveness report 2011-2012): 249,2   en comparación con paise como España  que solo alcanza (España 9,1) 
Puesto de una universidad de Israel en el ranking de mejores universidades del mundo: (según el Academic ranking of world universities computer science 2012): 12 
Universidades entre los 30 primeros puestos del ranking de mejores universidades del mundo: (según el Academic ranking of world universities computer science 2012): 4 
Inversión en capital riesgo per cápita :Entre 150 y 170 dólares. 
Exportaciones de servicios tecnológicos: Mayor de 9.500 millones de dólares en 2010, es decir, un 4,6% del PIB (frente al 0,6% de EEUU o el 1,5% de Alemania) 
Compañías tecnológicas: Es el primer país no USA, por número de compañías cotizadas en el NASDAQ (63 Israel, 48 Canadá, 6 Japón) 
Indicador de Desarrollo Humano (según Human Development Index (HDI)): 17 





 COMO  LO HAN  LOGRADO?
  1.  La gente  se enorgullece de su propio país.  abordan las problemas directamente y sin tapujos. están  mas enfocados su obsesión por el contenido y desinterés por las formas. Todo esta en ingles  en  cualquier  lugar o sector  donde uno visite  y la mayoría de la población es capaz de mantener una conversación en inglés sin muchos problemas de gran valor en una economía  globalizada, ademas de  tener una visión de la vida  totalmente diferente  a  la de otros países  desarrollados  y su gran  tolerancia al riesgo. 
  2. Educación y formación En Israel no hay grandes extensiones de tierra fértil, ni petróleo, ni otros recursos naturales. Lo que sí hay en abundancia es talento. Y no es gente mejor que la que tenemos en nuestros paises, simplemente es gente consciente de que o se convierten en una economía del conocimiento o no tienen otras opciones de progresar. 


Por eso la educación es un elemento clave en el ecosistema emprendedor de Israel, que se distingue por unas universidades muy preparadas, y sobre todo, por un servicio militar que mima la formación de la gente. 

Las universidades y las empresas privadas, trabajan  unidas través de bien engrasadas oficinas de transferencia.  Como el caso del Weizmann Institute (la 12ª mejor institución académica del mundo y la primera de fuera de Norte América) y de la universidad de Tel Aviv. 


STARTUPS Las startups en Israel florecen por donde quiera uno que mire. Dado que la edad media que la gente termina sus estudios es bastante superior a la de los Latinoamericanos (consecuencia del servicio militar y del año sabático que suelen coger la mayoría de los jóvenes), la mayoria de emrpendedores  son muy maduros.



Dado que su mercado interior es extremadamente pequeño, todas las empresas nacen con vocación global, algo que ha empujado naturalmente a las startups israelitas a la especialización en productos muy escalables y en mercados globales. 


No hay tampoco que olvidar la proverbial inventiva y enfoque a la I+D del pueblo Israelí, motivo que ha llevado a decenas de grandes multinacionales de la tecnología como Intel, Microsoft o Cisco a abrir centros de I+D en Israel (de hecho es llamativo que Apple está a punto de abrir su primer centro de I+D fuera de USA). Estos centros colaboran activamente con los emprendedores del país.





INVERSIÓN

Tienen altos recursos destinados desde el estado y el sector privado  para el lanzamiento y creación de ideas (semilla) y que ayuda a explicar el número de startups que existen (cuanto más inversión y apoyo al principio, más compañías llegan a la siguiente fase). 


E l gobierno en lugar de subvencionar todo lo que se ponía a su alcance, diseñó una gran iniciativa, denominada Yozma, que se encargó de activar el ecosistema de Venture Capital del país atrayendo a lo más selecto del Venture Capital de USA y con un retorno importante. 
Entre  las grande empresas que buscan ideas para financiar en Israel  estan  JVP-Jerusalem Venture Partners (uno de los fondos con mejor rendimiento del mundo) sobre sus estrategias de inversión y sobre los criterios que utilizaban para apoyar a startups de éxito.




El gobierno desarrolla  politica que impulsen nuevas empresas  mediante el uso inteligente y eficiente de los recurso ya que en general el gobierno Israelí nunca financia los proyectos al 100%, sino que además de potenciar el papel de la industria y su relación con el sector académico evita protagonismo.  En lugar de invertir el dinero público sin demasiado control, exige royalties sobre los resultados de uso, lo que entre otras cosas consigue un retorno a medio-largo plazo que actualmente supone una importante cantidad de los presupuestos de algunas entidades públicas. 


También hablaremos sobre la estrategia de incubadoras creada por el gobierno, un aspecto francamente interesante y trasplantable (si lo hacemos bien), y que sirvió para impulsar la reconversión profesional de un segmento importante de la población hace tiempo, así como para formar y apoyar a los emprendedores en sus primeros estadios, que es cuando más lo necesitan. 

Entre las mas importates  estan  TechLoft   y  The Time, ganadora durante los dos últimos años del premio a la mejor incubador, donde no sólo incuban los proyectos sino que invierten en ellos apoyados por un programa público. 


En nivel  de  emprendimiento están grande  en este pais, que para tener una idea del gran poder que tiene y  su  extensión en todas las regiones debemos  analizarlo en un mapa  como  lo veremos a continuación.







EL PAÍS SE CONSTRUYE DE ABAJO A ARRIBA: No es buena idea hacer grandes planes sobre qué pasará en el futuro. No importa si hablamos del entorno universitario, de las políticas del gobierno para captar talento o de las estrategias inversoras, se ha dado espacio a la iniciativa individual y se ha construido sobre ella.
HACER DE LA NECESIDAD VIRTUD: Una nación que carece por su tamaño de mercado local, con un mercado regional hostil y que no posee apenas recursos naturales tiene dos opciones: o se lamentan amargamente de la mala suerte que tiene o hace de la necesidad virtud y explota el principal activo que tiene, el talento, y se esfuerza en construir sobre él.
PROVOCAR UN “HAMBRE CONTROLADA”:  Y no sólo hablo a nivel de ambición, sino sobre todo a nivel de recursos. Existe disponibilidad amplia de recursos para empezar lo que sea, pero nunca sobran. Da igual donde mires, en las startups o en la universidad, se ha diseñado un sistema que empuja a “buscarse la vida” y conseguir recursos por uno mismo, no cayendo en la auto complacencia.


Este  ha sido un resumen  del libro la nación emprendedora, el objetivo era  tener una idea  de que están haciendo los israelitas que tienen tanto éxito en la generación de ciencia, tecnología y creación de nuevas  empresas que son lideres  a nivel  mundial  y  de lo cual debemos aprender, evaluar  y aplicar  nuestro propio  modelo   basado en las  circunstancias propias de nuestros países.



HUMBERTO DURAN VERA




A pesar del fuerte impacto del Fenómeno de El Niño sobre la producción láctea el año pasado, no hubo una caída dramática en el acopio de leche. Según cifras de Asoleche se lograron 3.218 millones de litros, una disminución de 2,1% con respecto a 2015. Pero el balance del sector no solo se mide en acopio y producción, también se tiene en cuenta la formalización una tarea que está sin hacer pues 50% de la producción nacional es informal.

Por eso en la Asamblea Anual de Asociados de este gremio, se habló sobre la política láctea integral que se viene proponiendo desde el Consejo Nacional Lácteo, integrado por la Andi, Fedecoleche, Analac, Fedegán y Asoleche, que podría ayudar a reducir la informalidad lechera.

La política busca “la estabilidad del ganadero productor de leche a través de la garantía de compra de su cosecha y la expansión de mercados mediante la promoción del consumo de lácteos y el fomento a las exportaciones”, entre otros puntos clave para el desarrollo del sector.

Además quiere que “la oferta nacional pase de la informalidad a la formalidad ya que de los 18 millones de litros de leche que se producen a diario, aproximadamente 50% provienen de la informalidad. Una cifra estimada porque es difícil medirla, ya que hay que tener en cuenta lo que se consume en las fincas y no va para el consumo nacional.

Aunque en Colombia la demanda láctea es 95% abastecida por la producción nacional,  en el último año se registró un importante incremento en las importaciones de 88% y un descenso en las exportaciones de 88,6% frente a las cifras reportadas en 2015. 

La caída que no solo responde al impacto de fenómenos climáticos, sino a problemas más estructurales del sector como la brecha entre compradores formales e informales, ya que “en Colombia 50% de la producción es informal y esto hace necesaria la consecución de una política integral láctea que ayude a formalizar.

Para el gremio esto podría ayudar a incrementar los volúmenes de leche como para lograr procesos de exportación, ya que según Asoleche para 2016 solo se sacaron del país 804 toneladas de productos lácteos como leche líquida y concentrada, quesos, yogurt y mantequilla, entre otros, mientras que en 2015 la cifra llegó a 7.052 toneladas. 

Sin embargo, para consolidar ese plan de acción del Consejo Nacional Lácteo, se requieren medidas complementarias como garantizar la compra de leche a los ganaderos a través de alianzas con los industriales, “un esquema técnico que permita comprar los excedentes de leche a un precio diferencial de acuerdo a los precios internacionales para que nos permita ser competitivos en mercados de exportación y un cambio en la asistencia técnica, ya que hasta ahora se desconoce que se está haciendo en el sector. 

La asistencia técnica debe impactar una comunidad en el campo y medir un antes y un después. No solo el cubrimiento”.


Se espera que en el plan de acción para 2017 el Consejo Nacional Lácteo siga impulsando la necesidad de esta política sectorial que debe ser formulada por el Ministerio de Agricultura, para que a través de asistencia técnica y fomento a la formalidad se puedan comenzar a incrementar las exportaciones con un producto de calidad.



Uno de los factores que más influyen en la productividad del sector lechero es el acceso a asistencia técnica para lograr competir con la oferta de otros países. A través de equipos de fomento a la industria, se puede garantizar mejor calidad de producto ya que la productividad en leche en Colombia es de menos de cinco litros por vaca, mientras que en Europa están produciendo más de 20 litros. 

Las opiniones

Jorge Andrés Martínez
Director ejecutivo de Asoleche 
“En Colombia 50% de la producción es informal, si logramos alianzas y una política láctea para formalizar la producción vamos a tener suficiente volumen para exportar”.

Carlos Estefan 
Gerente general de Analac
“El consumo per cápita de leche en Colombia está entre 145 y 147 litros por año, cuando la FAO recomienda consumir 170 litros. Deberíamos producir más para lograrlo”.