• Busque la simplicidad: menos es más. Intente pensar como los diseñadores que están abiertos a aprender nuevas formas de transmitir sus ideas.

Potencie la visualidad: entrene constantemente su ojo. Esto le dará capacidad de comunicar ideas     complejas y abstractas.

Practique: la creatividad se consigue con entrenamiento. Ponga en marcha sus ideas siempre.
Piense como un usuario: póngase en los zapatos del usuario y tenga en cuenta aspectos como la utilidad y viabilidad del producto o servicio que diseña.





Mejora continua: Su diseño siempre tiene un margen de mejora, que lo puede llevar a alcanzar su máximo potencial. 



HUMBERTO DURAN VERA